miércoles, 9 de junio de 2010

Hoy Me Sostengo De Ti.




-Hoy me sostengo de ti, porque estamos atados, con las manos amarrradas al cuerpo y con el corazón fabricando nuestro sepelio.-


Detonaste cada una de mis fibras cardiacas, besaste mis ojos y me dejaste ciega, me has dado la mano y sin dudarlo me aferré a ti, iré a donde quieras llevarme, veré con tus manos y escuchare con tus oídos. Comenzamos esta vida llena de Azules perfectos. Soy un demonio que se enamoró de un pedazo de cielo,abrázame a tu cordura y desátame con destellos de incongruencia.

Te amo este instante aún más que hace un par de minutos y es que conforme se me van durmiendo las horas, voy rebozando los espacios vacios con tu aroma y con tu dulce fragancia.

Le pido a Dios que cada noche te bendiga y te permita sueños eternos en los que no puedas soltarme.

Un sentimiento flotando encima de las nubes, girando y comiéndose el sol a grandes bocados.

La luna incierta y discreta se ha vuelto absurda, no hay cosa más inspiradora. Nada es más inspirador que caminar contigo, de tu mano y colgada a tu sonrisa.
Y lo repito, una y las veces que vengan, soy un demonio que se atrevió a mirar a las estrellas y ya no pudo despegar la vista de ahí, porque le encapsularon los ojos sin cristal y sin brillo.

Soy Un demonio que prefirio renunciar a las noches de juerga por quedarse a dormir bajo tus Labios.

Soy Una cloaca abierta que fue desazolvada a punta de disparates y mangueras que se conectaban a tu corazón.

Un par de besos mal obsequiados en el pasado, y ahora me limito a decir, que los labios se me han resellado con tu nombre y dirección.
Porque no sería nada sin lo que siento en este momento, porque no importa cuántas veces me equivoque y te haga sufrir, el sentimiento crece más y desfallece de a poco.
Te hablo desde mi novena vida, de estas horas sin sueño, de estas noches sin un día próximo, te escribo y te dejo millones de besos con el sabor de mis despistados labios.

No soy tan civilizada para comprender las cosas que son tan obvias. Pero por ahora no me quiero morir sin poder entregarte aquellas cosas que muchos han olvidado.

Del respirar de los suspiros te escribo, mientras caminas, mientras viajas, mientras mueres de sed, mientras me extrañas tanto como yo a ti.

Girasoles felicitándonos por nuestro maravilloso baile, entre cordura y demencia.

No veo ni en parques ni en las tardes de los mejores atardeceres, belleza instantánea más que la tuya.

El Que Dios me haya hecho tropezar contigo, fue como darle un beso al Diablo y admitir, que se Ha Enamorado De Mi, Me ha perdonado los pecados, y me ha regalado un baile con tulipanes nacarados, las calles que hemos recorrido me hablan de ti, Recuerdo todo, desde las bancas hasta llegar a las paradas del metro, las nostálgicas caricias, noches para hacer el amor que terminaban con un dulce “TE AMO”, porque al mirarte inmediatamente concebí un mundo Inexistente.

Suspendida en una eterna nostalgia me voy preguntando ¿porque me cuestiono tanto? Y a veces no sé cómo reaccionar, y a veces pienso que te amo más que a mi vida, pero jamás podría vivirla eternamente junto a ti, y a veces siento que ya no quiero a nadie a mi lado, y a veces pienso que no merezco la belleza de la vida y a veces le reclamo tanto por tenerme a medias, pero es preferible, haber hecho las cosas a medias que no haber hecho nada.

Lo cierto es que, no podría tenerte ni un jodido día lejos de mí, más lejos de lo que ya te tengo, cada noche por meses y meses que parecerían burlarse de mí, y me enfada extrañar tanto un par de manos como las tuyas, que jamás había sentido ni visto.

Ahora tendrás que arreglártelas para dejarme tal y como estaba, o para mantenerme así de enamorada, no sé que harás al respecto pero me dejare guiar, sea como sea, ya no puedo perder nada más, años atrás perdí la cabeza y la razón, ¿Qué más podría lamentarme?

Nada, porque cuando uno toca fondo, no hay más hacía donde ir, que hacía arriba, es la única salida, y no sé si seas un subterráneo dolor venidero o si seas la tercera dolencia de mis asustados ojos, pero de ser así, hazlo bien, llénate de mí hasta volverme más loca, abrázate a mí como si no existiera otro mundo, dréname el corazón hasta que no quede gota alguna, llena los ceniceros de mis tabacos taciturnos y por favor, déjame quedarme una noche, solo una más aún después de que me hayas abandonado, para recordar tu aroma y dejarme llevar por tus manos.

¡Te Amo tanto esta maldita noche! Que extrañarte ya me parece tan normal, y te amo tanto que me da vergüenza admitirlo, porque he caído por tercera vez, como lo hizo aquel que intentó salvarme de mis pecados.

Te ansío tanto que prefiero dejar de pensar antes de empezar a vomitar, me duele esta dolencia un poco más que la pasada.

Me duele esta felicidad que es tan perfecta que me provoca escalofríos.

Y ¿vez como voy en decadencia? Empezando a hilvanarte las letras más dulces, y conforme las voy escribiendo parece que mi mañoso interior va saliendo hasta quedar en lo que originalmente soy, solo frases asquerosas, elegantes, sutiles, diáfanas, inmejorables y realistas de algo que quizá solo exista en mi mente.

NO podría Amarte más, porque no tengo corazón, te estoy amando con los ojos y con las entrañas, y si eso no te es suficiente, no interesará nada, amarte es simplemente levantarme y caminar sobre rosas sin espinas, sobre una calle vacía justo cuando necesitas meditar.

Amarte amor mío, miserablemente es lo único que puedo hacer, no tengo nada, solo una boca y un cuerpo que puedes utilizar hasta dejarme inconsciente, no tengo más que esto, solo esto y nadamas.

Soy esa Bulimia que causa cáncer en el esófago.
Soy esa herida que se ha disfrazado de cicatriz pero sigue reclamando en el interior.
Soy estas letras vacías, pero tú eres el significado.

Soy el final a mitad de un precipicio y tú eres la cuerda que sostiene.
He caído justamente en donde pensaba quedarme muerta.

He analizado las cosas que nunca leí, y ahora que lo vivo junto a ti, solo restamos la suma de lo pasado.

No existe en la vida, Felicidad más grande que la que se vive ahora.
No habrá un amor más grande, como el que te tengo ahora.

Tú no te obsesionaras tanto con una mujer, más que con esta que te escribe.

Hoy me sostengo de ti, me detengo a mirar tus firmes pasos y tu carácter duro y sin escrúpulos. Te entrego este costal de huesos llenos de fragilidad, Mi falsedad se arrepiente de haberte dejado alguna vez, pero mi orgullo ha besado el lodo, he vuelto a ti como alguna vez no pensé hacerlo.

Respira mi aroma , respira este humo de incienso y acaricia mis manos de ceniza.

He de darte asco de vez en cuando, y sin embargo sigues aquí, haciéndome el amor 15 días sin parar y mirando mis marañas aterradoras.

He salido del cuadro, he vuelto a ser feliz gracias a ti, y solo para ti, he salido de la pintura en la que me encontraba atrapada, en donde una chica con un vaso medio vacío se limitaba a observar las calles y a las personas, pero jamás se involucraba, ahora he de vivir la realidad, llenando mi vaso y caminando junto a esa gente que alguna vez solo imagine, ahora tengo la vista en ti y asi me quiero quedar.

Y de haber sido diferente, ¿me habrías amado? ¿Me habrías observado como lo haces ahora? No lo sé, pero ¿podría alguien haberse percatado de tanta belleza? una invaluable realidad que tengo ante mis ojos, Tu amor, silencioso y único entre las maravillas más grandes, entre esas paredes con cal que nunca fueron pintadas.

No se tú, pero decirte "Te Amo" no me llena de placer, yo lo único que quiero amor cobarde y sin piedad es hacerte saber que desde que tengo flores naciendo de mi Cabello, no tengo más imagen sobre mis parpados que la tuya.

Mariposas con enormes ojos que me hablan de ti y de tu mágica manera de cambiarme.

Otoños susurrándome una letanía absurda del crujir de sus hojas caídas.

Poesías sin autor. Lagrimas sin arrogancia para darte algo que no sea común, algo que proceda de mi interior y no puedas encontrar en nadie más.

Decirte, TE AMO ¿te es suficiente? No sé tú, pero prefiero arrancarme las frases del infierno de mi pecho y plasmarlas en este escrito, que escupirlas de mi boca y no darle el valor que merece.

Hoy me sostengo de ti, porque hay demasiados Sentimientos Flotando Sobre Mis Manos, Y recurriendo a la última verdad que se me ocurre, decirte Te Amo sin duda alguna es lo más usual, pero viniendo de mí, es una verdad irrefutable.

Hoy me sostengo de ti, porque nada soy en medio de tanta humanidad perdida, Hoy me sostengo de ti, porque nada podrìa decirte palabra alguna si mi boca no existiera, porque nada sería sin este amor que me has regalado a pesar de inmerecerlo.

Hoy me sostengo de ti, porque estamos atados, con las manos amarrradas al cuerpo y con el corazón fabricando nuestro sepelio.


l'écrivain: PiPa Fumatori ★

3 comentarios:

  1. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. LOs labios más mentirososo suelen ser los más bellos...pero también los más crueles e incomprensibles.

















    S0uto

    ResponderEliminar
  3. POR PURA CASUALIDAD PASE POR AQUI, SIN BUSCAR ENCONTRE ESTAS PALABRAS Y CREEME QUE ME REGRESARON A QUIEN FUI...
    QUE GRANDES LINEAS...
    FELICIDADES.

    ResponderEliminar

Se Fuman Mis Ojeras.